Qué es una empresa individual de Responsabilidad Limitada y cómo constituirla

¿Has oído hablar de la constitución de empresa individual de responsabilidad limitada y te preguntas qué significa exactamente? En este artículo, te guiaremos a través de los pasos clave para entender y establecer tu propia empresa bajo esta forma jurídica. 

Esta es una opción atractiva para muchos emprendedores. Combina la flexibilidad de un negocio unipersonal con la seguridad de limitar la responsabilidad personal por las deudas del negocio.

Además, abordaremos aspectos esenciales como los requisitos legales, ventajas, y cómo una asesoría mercantil en Madrid puede ser un aliado clave en este proceso. Nuestro enfoque práctico y sencillo te permitirá comprender mejor este tipo de estructura empresarial, facilitando tu decisión sobre si es la opción correcta para ti y tu proyecto.

Desde los trámites iniciales hasta consejos para una gestión eficiente, esta guía es una herramienta indispensable para cualquiera que busque emprender con seguridad y conocimiento. ¡Sigue leyendo para convertirte en un experto en la constitución y gestión de tu empresa individual de responsabilidad limitada!

Características de una empresa individual de Responsabilidad Limitada

Como gestoría en Móstoles con varios años de experiencia, te diremos cuáles son las características de una empresa individual de Responsabilidad Limitada:

  1. El titular de la EIRL siempre debe ser una persona natural.
  2. Su razón social siempre debe estar enfocada a lo comercial.
  3. Dentro de su alcance está el desarrollo de operaciones de tipo civil y comercial, excepto las que por ley pertenecen únicamente a las Sociedades Anónimas.
  4. Las EIRL están administradas por su titular, quien tiene poder de representación a nivel judicial y extrajudicial, y puede tomar decisiones administrativas.
  5. La empresa puede existir de manera indefinida o por determinada cantidad de tiempo.
  6. Si se quiere poner fin a esta figura, solo basta la manifestación de voluntad de cese del propietario, el fin de la duración de la empresa o muerte de su titular.
  7. En caso de que el titular muera, sus herederos pueden continuar con la empresa. 

Cómo constituir una empresa individual de responsabilidad limitada

Si quieres saber cómo constituir una empresa individual de responsabilidad limitada, aquí te daremos la información que debes seguir paso a paso para conseguirlo.

Registro del nombre y reserva en el registro mercantil

Establecer y registrar el nombre de la empresa es el primer paso crucial en la creación de tu negocio. Una vez que hayas decidido el nombre, es necesario solicitar un certificado de denominación social en el Registro Mercantil Central.

Este certificado confirma que el nombre elegido no está en uso por otra empresa o entidad existente. El proceso se realiza a través de la página web del registro mercantil y tiene un coste que empieza a partir de 16 euros. Al presentar la solicitud, es recomendable tener tres posibles nombres en mente.

A pesar de que el certificado indica que el nombre estará reservado por seis meses, en realidad, solo tendrás tres meses para formalizar el registro ante un notario. El nombre validado se convertirá en la razón social de la empresa.

El siguiente paso es abrir una cuenta bancaria a nombre de la empresa. Se requiere tan solo un euro para abrir la cuenta, y el banco proporcionará un certificado que deberás presentar ante el notario. No obstante, sólo podrás disponer de los fondos después de obtener la aprobación de Hacienda y las escrituras selladas por el registro mercantil.

Redacción de los estatutos sociales

Luego, es necesario redactar los estatutos sociales, que son las normas que regirán la empresa. Antes, este proceso solía ser complejo y requería servicios legales. Hoy, el Punto de Atención al Emprendedor ofrece un modelo de estatutos base gratuito aplicable a cualquier Empresa Individual de Responsabilidad Limitada (EIRL).

Los estatutos deben incluir información como: la denominación de la sociedad, la actividad a la que se dedicará, la dirección de operaciones, el capital social y su distribución, entre otros detalles.

Trámites fiscales y obtención del NIF

La siguiente fase implica la firma de la escritura pública de la constitución ante un notario. Cada socio debe participar en esta firma, y el valor del documento se establece en relación con el porcentaje del capital declarado en la escritura.

La presentación de esta escritura requerirá documentación adicional, como la certificación negativa del registro mercantil central, el DNI del titular, los estatutos sociales y una certificación bancaria de la aportación monetaria al capital social.

En Hacienda, deberás gestionar tres documentos: el Número de Identificación Fiscal (NIF), el alta en el Impuesto de Actividades Económicas y la Declaración Censal

  • El NIF provisional, obtenido mediante la presentación del modelo 036 y la documentación pertinente, es válido por seis meses.
  • El alta en el Impuesto de Actividades Económicas se realiza mediante el formulario 840 en las oficinas de Administración Tributaria locales. 
  • La Declaración Censal, que detalla el inicio, modificación o cese de actividades empresariales, se presenta con la planilla 036, el NIF y el alta del Impuesto de Actividades Económicas.

Inscripción en el Registro Mercantil y finalización del proceso

Posteriormente, es esencial inscribir la sociedad en el Registro Mercantil dentro de los dos meses siguientes a la obtención de la escritura de constitución. Se debe presentar una copia autenticada de la constitución, el NIF provisional, la certificación negativa de la denominación social y la acreditación del pago del Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados.

Una vez cumplidos estos pasos, vuelve a Hacienda para obtener el NIF definitivo. Con la constitución de la sociedad inscrita, tu Empresa Individual de Responsabilidad Limitada estará formalmente creada. Para empezar las actividades comerciales, debes cumplir con las obligaciones de la Seguridad Social y las regulaciones municipales en el ayuntamiento donde está tu domicilio empresarial.

Como es de esperar, existen gastos de constitución de una empresa asociados a todo este papeleo. Aproximadamente, se debe disponer de 4000 euros para hacer la documentación, un punto a favor es que este gasto puede registrarse en la contabilidad como cuenta de gastos de ejercicio.

¿Cuáles son los beneficios para un emprendedor al establecer una EIRL?

Optar por constituir una Empresa Individual de Responsabilidad Limitada (EIRL) presenta varias ventajas, entre ellas:

  • Protección del patrimonio personal: el patrimonio personal queda resguardado, separado del capital de la EIRL.
  • Acceso para extranjeros con residencia definitiva: los extranjeros con residencia definitiva tienen la opción de constituir una EIRL.
  • Autonomía en decisiones: al ser el único propietario y accionista, puedes tomar todas las decisiones sin afectar los intereses de terceros.
  • Menores impuestos: La carga impositiva de una EIRL suele ser menor que la de otras formas legales, ya que tributa impuestos de primera categoría.
  • Sin limitaciones en el capital mínimo: no hay restricciones en cuanto al capital mínimo que la empresa debe tener.
  • Contabilidad simplificada: la contabilidad de las EIRL es más sencilla, proporcionando beneficios adicionales.
  • Acceso a beneficios para microempresas familiares: puedes acogerte a la Ley de Microempresas Familiares para aprovechar sus beneficios.
  • Continuidad en caso de fallecimiento: en caso de fallecimiento, tus herederos pueden mantener en funcionamiento la empresa.

¿Cuáles son las desventajas de optar por una EIRL?

Es esencial conocer las desventajas asociadas a tener una empresa individual de Responsabilidad Limitada:

  • La gestión y toma de decisiones recaen exclusivamente en ti, lo cual puede resultar abrumador en momentos específicos. No se permite la contratación de personal para las gestiones administrativas, aunque sí puedes otorgar poderes de administración.
  • Hay limitaciones en ciertas actividades civiles y comerciales, reservadas solo para las Sociedades Anónimas, según la legislación.
  • Solicitar créditos bancarios o comerciales puede ser más limitado en comparación con una Sociedad por Acciones (SPA).
  • El objeto de la EIRL debe ser único, limitándose a una actividad comercial específica. Para diversificar las actividades, es necesario modificarla a una SPA.
  • El nombre de la empresa debe reflejar la actividad, el propietario y la nomenclatura EIRL, lo cual puede no ser la opción más identificativa para tu marca.
  • No puedes aumentar el capital o expandir la empresa mediante la inclusión de nuevos socios, ya que solo puede tener un único propietario.
Rate this post
Abrir chat
¡Hola! Puedes escribirnos si necesitas recibir más información sobre nuestros servicios.
Call Now Button